Espacios interdentales: ¿Qué son y por qué son importantes?

Muchas personas no son conscientes del efecto que causan los espacios interdentales en su aspecto general. Un día un paciente al que una semana antes habían colocado unas coronas para tapar el espacio interdental entre sus dientes anteriores, comentó que algunos de sus amigos creían que había cambiado de peinado y otros incluso que se había hecho la cirugía estética.

No se daban cuenta de que lo único que había desaparecido era el espacio interdental. Esta situación se repite en muchos otros casos porque, por primera vez, las personas miran a la cara de estos pacientes, en lugar de fijarse solo en el espacio existente entre sus dientes.

Lea este artículo si le desagradan los espacios que muestran sus dientes, pero nunca había pensado en resolver el problema porque le decían que necesitaría años de ortodoncia para solucionar su maloclusión. Los espacios interdentales no solo se tratan con ortodoncia, también pueden corregirse con la adhesión dental, con carillas de porcelana o coronas de cerámica.

Eliminando los espacios interdentales mejorará el resultado final

En este artículo descubrirá:

  • ¿Cómo cambiar su aspecto rellenando simplemente los espacios interdentales?
  • ¿Por qué las ortodoncias no son exclusivas de los niños?
  • ¿Cuándo las coronas son la mejor solución?

¿Por qué hay espacios interdentales?

Los espacios entre los dientes suelen ser hereditarios, aunque también pueden producirse como consecuencia de ciertos hábitos, como empujar con la lengua o realizar determinados movimientos al tragar.

La pérdida de hueso por debajo de la encía y la de las piezas dentales de la región posterior también pueden separar los dientes al transferirse la actividad masticatoria hacia la región anterior. El tratamiento dependerá en gran medida de la causa que lo ha provocado.

¡No olvide las 3 R!

Existen distintos métodos para tapar los antiestéticos espacios interdentales. La selección del método dependera de la causa que ha provocado el espacio, de su tamaño, de su ubicación y del estado de los dientes adyacentes. El coste y las necesidades personales también juegan un papel importante en la elección del tratamiento.

Para corregir los espacios interdentales deben recordarse las tres R:

  • Recolocación de las piezas dentales con ortodoncia. La recolocación es el tratamiento idóneo cuando los dientes están sanos y son atractivos, dado que no implica la pérdida de esmalte. Existen otros métodos, como las coronas, que obligan a sacrificar una estructura dental sana para proceder a la corrección estética.
  • Restaurar las piezas dentales con la adhesión dental, carillas o coronas. Los pacientes suelen querer resultados inmediatos. En tales casos, la adhesión dental o las láminas de porcelana pueden ser la respuesta a sus deseos. En los demás casos obtendremos mejores resultados combinando distintos tratamientos.
  • Retirada de piezas dentales seguida de una sustitución con puente o implante. La extracción es un método de última instancia y no se tratará en este artículo. En el siguiente, encontrará más información sobre la restauración de dientes perdidos.

Tras leer el artículo dispondrá de mayor información para hablar con su dentista sobre la mejor opción para su caso particular. Recuerde tan solo que el objetivo del tratamiento consiste en rellenar los espacios interdentales evitando la pérdida de piezas dentales o de la estructura dental siempre que sea posible.

¡Vayamos por pasos! Si los espacios que afean su sonrisa han sido causados por una enfermedad gingival, es importante que resuelva el problema subyacente antes de iniciar cualquier otro tratamiento.

¿Busca una solución temporal para enderezar sus dientes?

Las coronas parciales acrílicas removibles consisten en una aplicación confeccionada con material acrílico o plástico fino que cubre el espacio y se fusiona con los dientes adyacentes. Son fáciles de colocar y se mantienen en su sitio porque se ajustan perfectamente al diente. Las coronas parciales removibles solían emplearse antes de la introducción de la adhesión dental en modelos, actores y otras personas que no deseaban cubrir sus dientes con coronas completas simplemente para tapar un espacio.

Aunque la estética que proporcionan las coronas parciales es atractiva vista desde lejos, lo cierto es que no soportan las distancias cortas. Por finas que sean, engrosan los dientes naturales. El plástico empleado es fino, pero resulta difícil lograr que parezcan anturale sy además es bastante fácil que se rompan o pierdan el color. Comer con ellas también puede ser dificultoso.

Aún así, las coronas parciales removibles pueden ser una alternativa válida en algunos casos Las ventajas son el precio y que disimulan correctamente los espacios interdentales, especialmente en las fotografías. Si tiene previsto acudir a algún acto o simplemente desea probar cómo quedaría su sonrisa sin ese espacio, hable con su dentista sobre la posibilidad de confección una corona parcial removible.

Una sonrisa para ocasiones especiales. Esta paciente de 52 años deseaba tapar los espacios solo en ocasiones especiales, como sesiones fotográficas, y no quería modificar su dentadura con restauraciones u ortodonacias para cerrar el espacio de forma permanente.

Se confeccionó una corona parcial removible, que se ajustaba al espacio y permitía a la paciente lucir unos resultados inmediatos sin necesidad de modificar su estructura dental. El inconveniente de este tipo de aplicaciones removibles es que los dientes de plástico son muy finos y frágiles, y se fracturas con facilidad.

Tratamientos para corregir los espacios interdentales

Ortodoncia

La ortodoncia es un abordaje conservador de larga duración destinada a cerrar los espacios interdentales. Las nuevas técnicas casi invisibles han contribuido a acabar con el estigma de las ortodoncias. El tiempo a invertir en una ortodoncia es superior al de la mayoría de las demás opciones.

¡Los adultos también llevan ortodoncia!

Las ortodoncias han dejado de ser exclusivas de los niños. En la actualidad, más del 20% de los pacientes que acuden a una ortodoncista son personas adultas. En algunos casos, el tratamiento consiste en aplicaciones removibles o retenedores. En otros, se utilizan brackets transparentes o del color de la dentadura, en lugar de los metálicos. El paciente también puede optar por sistemas que emplean matrices transparentes, como los de Invisalign, o brackets linguales que se montan en la cara posterior del diente.

¿Debo optar por la ortodoncia para solucionar mis espacios entre los dientes?

La ortodoncia puede ser la mejor opción si:

  • Quiere el método más conservador en términos de precio y pérdida de estructura dental.
  • Está dispuesto a invertir el tiempo que requiere el proceso.
  • No le importa asumir compromisos estéticos mientras dure el tratamiento.
  • Sus dientes están sanos y son atractivos.

¡No espere!

Si lo que quiere es desplazar en pocos meses una pieza dental hasta una posición más correcta, aunque no sea la idónea, opte por la adhesión dental o la colocación de carillas de porcelana sobre los dientes en cuestión para mejorar su posición. La ventaja de esta opción es que podrá modificar las proporciones de la pieza dental.

La ortodoncia suele ser la mejor opción para tratar los espacios interdentales

A largo plazo, la ortodoncia es la mejor solución para la mayoría de las personas. Aunque necesitara coronas completas, primero debería alinearse correctamente la dentadura. Aunque si bien es cierto que la ortodoncia debe ir ajustándose con regularidad y es el tratamiento que más tiempo requiere –normalmente entre 6 meses y 2 años– la ventaja es que conserva intactos los dientes naturales y es una solución casi permanente, a pesar de que en la mayoría de los casos deben usarse retenedores para evitar que los dientes regresen a su posición original. La adhesión dental, las carillas de porcelana o las coronas suelen tener que repararse o sustituirse cada cierto tiempo.

Las ortodoncias ya no son lo que eran. El paciente de la fotografía –corresponsal de televisión– presentaba un gran espacio entre los dientes anteriores. Era importante tapar dicho espacio, porque la televisión suele hacer que el tamaño del mismo sea mayor de lo real. Además, los tientes no estaban centrados, lo que repercutía en una desviación de la línea media. Para corregir el problema se optó por unos brackets de plástico y alambre del mismo color que los dientes.

Los espectadores no se dieron cuenta de que llevaba una ortodoncia porque la aplicación era casi invisible vista desde lejos. Gracias a la ortodoncia, el paciente lucía una sonrisa más atractiva al cabo de 18 meses. En una fase final se realizó una adhesión dental en el diente anterior con resina compuesta para evitar que se reprodujera el espacio. El tratamiento también sirvió para disimular la desviación de la línea media. El movimiento producido por la ortodoncia mejoró la sonrisa y la dentadura.

Adhesión dental

Las soluciones más sencillas para arreglar el espacio interdental pueden ser muy efectivas. Este ejecutivo de 29 años había perdido un diente de la mandíbula, lo que había provocado el desplazamiento de las demás piezas y producido unos antiestéticos espacios que se veían al hablar o sonreír. Los incisivos superiores también eran irregulares y estaban astillados.

En una sesión se realizó la adhesión dental con resina compuesta y el contorneado de dientes de los incisivos superiroes e inferiores, mejorando considerablemente la sonrisa. A pesar de tener solo tres incisivos inferiores, no llaman la atención al estar bien equilibrados con el resto de la boca. La nueva sonrisa ayudó a ese hombre a mejorar su calidad de vida consiguiendo un nuevo trabajo.

¿Qué es la adhesión dental?

La adhesión dental consiste en la aplicación de un material plástico llamado resina compuesta sobre el esmalte para ensanchar los dientes por la zona del espacio. La adhesión dental también puede emplearse para cerrar temporalmente un espacio hasta la confección de las coronas o durante la ortodoncia. El procedimiento se realiza sin anestesia y en una única sesión.

¿Debo optar por la adhesión dental para solucionar mis espacios interdentales?

A lo largo de los últimos años, la adhesión dental ha demostrado ser un tratamiento muy efectivo para cerrar los espacios interdentales.

La adhesión dental puede ser la mejor opción si:

  • Quiere resultados inmediatos.
  • Está buscando una opción menos cara y menso invasiva que las carillas o las coronas.
  • Tiene otros problemas estéticos que podrían solventarse con la adhesión dental.
  • Prefiere un procedimiento reversible.

¡Consiga mucho más! Si ha decidido tapar los espacios entre dientes existentes mediante adhesión dental, piense también en otros defectos visibles, como dientes rotos o rotados, y trátelos simultáneamente. La adhesión dental también puede emplearse en el caso de existir algún diente con manchas o más oscuro para aclarar su color.

Una nueva sonrisa gracias a la adhesión dental. La paciente de la fotografía presentaba unos espacios entre los dientes tan grandes que podían poner en peligro los dientes. Además, como consecuencia de ello, la línea de la sonrisa estaba invertida con unos caninos en una posición más baja que los incisivos centrales. Los dientes presentaban también distintos colores, y muchos eran amarillentos y estaban manchados. El canino superior derecho sobresalía y se superponía con el diente de detrás.

Recuerde que si quiere conocer qué tratamientos son los mas educados a los problemas dentales, puede realizar el test de autoevaluación.

El tratamiento consistió en la adhesión dental de todas las piezas anteriores con resina compuesta para aclarar el color de los dientes y cerrar los espacios existentes entre ellos. También se alargaron los dientes para rejuvenecer la línea de la sonrisa. El contorneado de dientes sirvió para crear una proporción más armónica entre los dientes. El tratamiento se realizó en una única sesión.

Vista previa de la nueva sonrisa

A esta atractiva joven dentista de 28 años no le gustaba sonreír debido a sus espacios interdentales. El molde confeccionado permitió ver el aspecto que tendría su sonrisa adhiriendo resina compuesta para cerrar los espacios. Consiguió un aspecto totalmente nuevo en una única sesión con solo adherir resina directamente a los dientes.

La dentista aprovecha ahora su nueva sonrisa para animar a otras personas a tener la sonrisa de sus sueños.

Los dientes pequeños pueden producir grandes espacios

Si bien es cierto que la ortodoncia podría haber cerrado los espacios de esta paciente, el resultado no habría sido el idóneo debido al tamaño de los dientes, demasiado pequeños en relación con la cara. En una sesión se creó una sonrisa más atractiva cerrando los espacios mediante adheisón dental, que permitió además que los dientes se vieran más proporcionados.

La adhesión dental puede ser una solución perfecta cuando los espacios son consecuencia de unos dientes demasiado pequeños. En estos casos, la adhesión dental puede obligar a tratar a más dientes de los realmente afectados para lograr un buen equilibrio. De lo contrario, los dientes pueden parecer demasiado voluminosos. El efecto puede minimizarse alargando ligeramente los dientes cuando el contorno no es perfectamente homogéneo.

¿Puedo visualizar cómo será mi nueva sonrisa?

Los programas de imagen computerizada pueden ayudarnos a saber cuántas piezas dentales deben tratarse y cuál es el resultado final aproximado. Si la imagen generada por ordenador no ofrece información suficiente, puede pedir al dentista que aplique cera del mismo color que los dientes a un molde de su dentadura para poder hacerse una idea del resultado final.

No obstante, debe saber que el molde y la adhesión dental no reflejan la luz del mismo modo, aunque la “simulación” le permitirá hacerse una idea de su sonrisa. También puede pedirle al dentista que aplique provisionalmente el material empleado para la adhesión dental sobre el diente para ver directamente el cambio en la sonrisa.

Los dientes con empastes deben cuidarse

La adhesión dental puede aplicarse con éxito en las piezas dentales superiores e inferiores. No obstante, las piezas con adhesiones pueden astillarse, fracturarse y mancharse más fácilmente que los dientes naturales, que están más preparados para soportar las fuerzas masticatorias. Por consiguiente, la adhesión dental obliga a realizar un mantenimiento normal durante su vida útil.

Si tiene dientes con adhesiones también deberá realizar entre 3 y 4 limpiezas dentales anuales, incluso con el debido mantenimiento, la adhesión dental deberá sustituirse o repararse al cabo de entre 5 y 8 años. Descubra más en este artículo: “Cuidados de las restauraciones dentales

Combine varios tratamientos para lograr el resultado óptimo. Esta esteticista de 33 años no estaba satisfecha con sus dientes ni con los espacios que había entre ellos. La ortodoncia con brackets de plástico sirvió para hacer retroceder los dientes y cerrar los espacios. Aunque con ello ya mejoró la sonrisa se complementó con un contorneado de dientes y una adhesión dental con resina compuesta. A veces hay que combinar distintos tratamientos para obtener un resultado óptimo.

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana son una opción más estética que la adhesión dental. Las carillas de porcelana pueden ser la mejor opción si:

  • Considera que la estética es más importante que el coste.
  • No le importa tener que reducir el esmalte.
  • Quiere evitar el astillado que puede producirse con la adhesión dental y tampoco quiere asumir el coste de unas coronas.

¿Por qué pagar más por unas carillas de porcelana?

La adhesión dental es el método más rápido para cerrar los espacios interdentales, pero el laminado con porcelana es también una opción a considerar. Para crear unas carillas hacen falta al menso dos visitas; también suelen ser mucho más caras que la adhesión dental, pero su principal ventaja es la precisión. La técnica es especialmente efectiva cuando los espacios no son uniformes. Otro motivo para optar por unas carillas de porcelana es que no se manchan tanto como las restauraciones con adhesiones dentales.

Mucho más que una nueva sonrisa. A esta camarera de 22 años le daba vergüenza sonreír y veía limitadas sus perspectivas sociales y profesionales. Para solucionar el problema se confeccionaron unas carillas de porcelana y un puente fijo adherido con resina sin reducir la estructura dental.

El método es perfecto cuando deben reconstruirse los dientes o en caso de existir varios espacios interdentales. El resultado final fue una transformación física que cambió la vida de la paciente, que está ahora estudiando en la universidad y se encuentra más cerca de lograr sus objetivos profesionales.

Coronas

Aunque las coronas dentales pueden ofrecer buenos resultados estéticos –rellenando espacios y aclarando el color como con la adhesión dental–, no suelen ser el tratamiento de referencia en el caso de espacios interdentales dado que su colocación obliga a reducir considerablemente la pieza dental natural. No obstante pueden ser la solución perfecta cuando los dientes están seriamente dañados.

¿Debo ponerme unas coronas para corregir mi espacio interdental?

Por norma general, los espacios interdentales se solucionan mejor con procedimientos menos invasivos, como la ortodoncia o la adhesión dental. Sin embargo, las coronas pueden ser la mejor opción si:

  • Los dientes están seriamente dañados.
  • Necesita o desea cambiar considerablemente la forma o alineación de sus dientes.
  • No le importa asumir un precio mayor y perder estructura dental para colocar las coronas.

¡El tamaño sí importa! Los incisivos laterales de este comercial de 35 años tenían una forma conoide que dejaba entrever unos espacios grandes al sonreír. Se avergonzaba tanto de su aspecto que incluso había dejado de sonreír. Para mejorar su sonrisa se colocaron coronas en los incisivos laterales. En estos casos, las carillas de porcelana o la adhesión dental con resina compuesta también permiten modificar la forma de los dientes de manera más conservadora.

¿Son preferibles unos espacios interdentales pequeños a unas coronas grandes?

A veces los espacios interdentales son tan grandes que el paciente prefiere mantener un espacio de menor tamaño entre las coronas. Cuando el espacio es muy grande, si la corona confeccionada lo rellena en su totalidad, puede resultar poco natural y desproporcionada con respecto al resto de la dentadura. En estos casos es mejor cerrar el espacio con una ortodoncia antes de colocar las coronas. Otra opción consiste en incluir un número mayor de piezas dentales en la restauración para mejorar la proporción entre los dientes.

Coronas excesivamente grandes: puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Coronas excesivamente grandes: puede ser peor el remedio que la enfermedad Cuando la joven de la fotografía sonreía mostraba dos coronas excesivamente grandes colocadas para disimular un espacio importante entre los dos dientes anteriores. En este caso se redujo el tamaño de las coronas y se mantuvieron en su sitio durante el tratamiento con ortodoncia destinado a cerrar los nuevos espacios producidos. Tras la ortdoncia se confeccionaron dos coronas nuevas para mejorar la sonrisa.

Comparativa de tratamientos para corregir el espacio entre los dientes

📚 Referencias bibliográficas

  • “Diente impactado: MedlinePlus Enciclopedia Médica.” MedlinePlus. Consultado el 4 de agosto, 2019.

¿Necesita encontrar una clínica dental especializada en reducir los espacios interdentales?

Aprenda cuáles son las 12 preguntas que debe realizar a su dentista para evaluar su profesionalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *