Cómo prevenir el acné y los granos: 14 consejos, avalados por las dermatólogas

Cómo prevenir el acné y los granos: 14 consejos, avalados por las dermatólogas 1

Los granos, también llamados acné, se producen cuando las glándulas sebáceas de la piel son hiperactivas y los poros se inflaman. Algunos tipos de bacterias de la piel pueden empeorar los granos. Los granos pueden aparecer en cualquier parte de la piel, pero la mayoría de las veces se presentan en el rostro.

Debido a que los granos suelen ser desencadenados por las hormonas andrógenas y, en algunos casos, por la genética, no hay una forma segura de prevenirlos. Aún así, hay muchos métodos para reducir su gravedad y mantenerlos bajo control. Aquí hay 14 para prevenir el acné y evitar que los granos arruinen tu cara.

Lavarse la cara correctamente

Para ayudar a prevenir los granos, es importante eliminar el exceso de grasa, suciedad y sudor diariamente. Sin embargo, lavarse la cara más de dos veces al día puede empeorar el acné.

No te laves la cara con limpiadores fuertes que resequen la piel. Use un limpiador sin alcohol.

Cómo lavarse la cara, paso a paso, y según recomiendan las dermatólogas.

Tiempo total: 3 minutos

Humedece tu cara

Mójate la cara con agua tibia, no caliente.

Movimientos suaves

Aplique un limpiador suave con un movimiento suave y circular usando sus dedos o un cepillo facial, no una toalla.

Secado de la cara

Enjuague bien y séquese con palmaditas.

Conozca su tipo de piel

Cualquiera puede tener espinillas, sin importar su tipo de piel. La piel grasa es la más propensa a los granos. Es causado por las glándulas sebáceas de la piel que producen demasiado sebo graso.

Otro tipo de piel que puede causar espinillas es la piel mixta. La piel mixta significa que tienes tanto zonas secas como zonas grasas. Las áreas grasas suelen ser la frente, la nariz y el mentón, también llamada zona T.

Conocer tu tipo de piel te ayudará a elegir los productos para el cuidado de la piel adecuados. Por ejemplo, si su piel es grasosa, elija productos no comedogénicos que estén formulados para no bloquear los poros.

Hidratar la piel

Los humectantes ayudan a la piel a mantenerse hidratada. Pero muchos humectantes contienen aceite, fragancia sintética u otros ingredientes que pueden irritar la piel y causar espinillas.

Para ayudar a prevenir los granos, utilice cremas hidratantes para piel grasa, sin fragancia y no comedogénicas después de lavarse la cara o cuando la piel se sienta seca.

Utilice tratamientos para el acné de farmacia

Los tratamientos para el acné de farmacia pueden ayudar a eliminar los granos rápidamente o prevenirlos en primer lugar. La mayoría contienen peróxido de benzoilo, ácido salicílico o azufre.

Utilice un tratamiento de venta libre para prevenir el acné y los granos. O úselo como un régimen de mantenimiento para controlar los brotes. Para ayudar a prevenir los efectos secundarios como el enrojecimiento, la irritación y la sequedad, siga con precisión las instrucciones de uso del fabricante.

Manténgase hidratado

Si estás deshidratado, tu cuerpo puede indicar a las glándulas sebáceas de tu piel que produzcan más aceite. La deshidratación también le da a la piel un aspecto opaco y promueve la inflamación y el enrojecimiento.

Para mantener su cuerpo bien hidratado, beba al menos ocho vasos de 8 onzas de agua cada día. Beba más después del ejercicio, si está embarazada o amamantando, o si pasa tiempo en un ambiente caliente y húmedo.

Limite el maquillaje

Es tentador usar maquillaje para cubrir los granos. Sin embargo, hacerlo puede obstruir los poros y desencadenar brotes.

Ve al natural cuando puedas. Cuando use maquillaje, evite las bases grasosas y pesadas, y use productos no comedogénicos, transparentes y sin fragancia.

Los champús grasos o aceitosos, los jabones corporales, las cremas de afeitar y los productos para peinar el cabello pueden causar espinillas. Para ayudar a prevenir el acné, elija opciones sin aceite y no comedogénicas.

Estos champús naturales son perfectos para quitar granitos porque no llevan aceite.

No te toques la cara

Tus manos se encuentran con suciedad y bacterias constantemente a lo largo del día. Y cada vez que te tocas la cara, algunas de esas impurezas que obstruyen los poros pueden transferirse a tu piel.

Por supuesto, si te pica la nariz, rascaos. Pero lávese las manos regularmente, e intente tocarse la cara lo menos posible.

Limite la exposición al sol

Atrapar algunos rayos puede secar los granos a corto plazo, pero a largo plazo causa problemas importantes. La exposición frecuente al sol deshidrata la piel, lo que con el tiempo hace que produzca más grasa y bloquee los poros.

Es importante usar protector solar para ayudar a prevenir el cáncer de piel. Sin embargo, muchos protectores solares son grasos. Para protegerse del sol, de las espinillas y prevenir el acné, use un protector solar no comedogénico y sin aceite.

No se obsesione en explotar espinillas

Por muy tentador que sea apretar esa enorme espinilla en la punta de la nariz, no lo hagas. El estallido de granos puede causar sangrado, cicatrices severas o infección. También puede aumentar la inflamación y obstruir los poros circundantes, empeorando el problema de los granos.

¿Se ha cebado explotando granitos y tiene marcas? Lea nuestra guía de las mejores cremas cicatrizantes… ¡Antes de que sea tarde!

Pruebe el aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té es un remedio popular para los granos. Según la Clínica Mayo, puede «reducir el número de lesiones inflamadas y no inflamadas».

Para usar el aceite del árbol del té para prevenir el acné y los granos, aplique un par de gotas en el área inflamada. También puede añadir unas pocas gotas a su limpiador o hidratante diario.

Antes de usar el aceite del árbol del té sin diluir en su cara, haga una prueba de parche para ver si irrita su piel. Aplique unas pocas gotas detrás de su oreja o en su antebrazo, y espere varias horas. Si se produce irritación, diluya el aceite en una proporción de 50-50 antes de usarlo.

Use antibióticos si se lo receta su médico

Los antibióticos ayudan a reducir la inflamación y las bacterias en la piel.

A menudo se recetan antibióticos. Pueden aplicarse tópicamente sobre la piel o tomarse por vía oral. Los que se toman por vía oral suelen ser el último recurso para las personas cuyo acné es grave o no responde a otros tratamientos.

El uso de antibióticos a largo plazo aumenta el riesgo de resistencia a los antibióticos. Si su profesional de la salud le recomienda una terapia de antibióticos para los granos, asegúrese de hablar con él sobre los riesgos y los efectos secundarios.

Aplicar arcilla verde francesa

La arcilla verde francesa es una arcilla absorbente, rica en minerales y con capacidad de curación. Según una investigación de 2010, la arcilla verde francesa tiene potentes propiedades antibacterianas. Ayuda a extraer las impurezas, reducir la inflamación y absorber el exceso de grasa que puede producir granos.

La arcilla verde francesa está disponible en forma de polvo que se mezcla con agua para hacer una mascarilla facial. También puede añadir otros ingredientes calmantes para la piel como el yogur o la miel.

Evite ciertos alimentos

Si tu madre te dijo alguna vez que la comida rápida te causaba granos, estaba en lo cierto. De acuerdo con un estudio del 2010, comer una dieta de alto índice glicémico puede causar acné.

Los alimentos y bebidas con alto índice glucémico, como las patatitas fritas, los productos horneados hechos con harina blanca y los refrescos, aumentan los niveles de azúcar en la sangre y suelen ser menos nutritivos que los alimentos con bajo índice glucémico.

El estudio también encontró que comer productos lácteos puede desencadenar espinillas. Évitelos y así conseguirá prevenir el acné.

Reducir el estrés

El estrés no causa espinillas, pero puede empeorarlas. Según la Academia Americana de Dermatología, las investigaciones han demostrado que cuando se está estresado, el cuerpo produce más hormonas estimulantes de la grasa.

Algunas opciones para ayudarle a manejar el estrés son:

  • yoga
  • meditación
  • journaling
  • masaje
  • aromaterapia

Controlar las espinillas

Muchas de las formas de prevenir los granos también pueden ayudar a controlarlos. Por ejemplo, comer bien, reducir el estrés y no reventar los granos puede ayudar a prevenirlos y reducir el tiempo que permanecen.

Si tiene un acné grave a pesar de haber tomado medidas para prevenirlo, es posible que necesite un tratamiento con receta médica, como por ejemplo:

  • retinoides tópicos (derivados de la vitamina A) para ayudar a prevenir la obstrucción de los poros
  • anticonceptivos orales o agentes antiandrogénicos para reducir las hormonas que aumentan la producción de sebo
  • isotretinoína oral (Accutane), un retinoide que ayuda a prevenir la obstrucción de los poros y reduce la producción de sebo, la inflamación y las bacterias de la piel.

Los tratamientos de fuerza de prescripción pueden causar efectos secundarios graves. Su dermatólogo puede ayudarle a sopesar los pros y los contras y a determinar qué tratamiento es el adecuado para usted.

Cómo prevenir el acné, en conclusión

Todo el mundo tiene granos de vez en cuando. Muchas cosas pueden causar espinillas, como las hormonas, el estrés, la genética y la dieta. Algunos medicamentos pueden incluso desencadenar brotes.

En el mejor de los casos, los granos son molestos. En el peor de los casos, pueden causar cicatrices permanentes, ansiedad grave o depresión. Los esfuerzos para prevenir el acné pueden ayudar, pero no son infalibles.

Cualquiera que sea el plan de prevención de espinillas que elija, la paciencia y la consistencia son la clave. Un poco de peróxido de benzoílo puede reducir un solo grano de la noche a la mañana, pero la mayoría de los tratamientos tardan varias semanas en dar resultados.

Referencias bibliográficas
Publicada el
Categorizado como Piel

Por Marián Laguna

Marián Laguna está colegiada en el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos y es profesora adjunto de ortodoncia en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid. Marián Laguna practica la ortodoncia en Madrid, clínicas boutique situadas en Paseo de la Castellana y Plaza Castilla, Madrid. Su experiencia en la práctica incluye la terapia con alineadores transparentes para adultos, adolescentes y niños, utilizando alineadores personalizados. También proporciona aparatos de ortodoncia lingual (colocados detrás de los dientes), que son una opción de tratamiento altamente especializada que son realmente invisibles. Marián Laguna aporta su conocimiento y pasión por el uso de la tecnología, donde utiliza la digitalización e impresión en 3D en todos los planes de tratamiento. Laguna da conferencias a nivel nacional e internacional sobre la tecnología digital, especialmente sobre la terapia de alineamiento claro. Es una destacada experta en terapia de alineamiento y es consultora ortodoncista-científica en empresas líderes en este campo. También ofrece cursos sobre cómo implementar la última tecnología digital en la práctica diaria de la ortodoncia. Puedes ver su perfil en LinkedIn o conectar con ella por correo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.